Tips para ahorrar electricidad, aún usando aires acondicionados.

Tips para ahorrar electricidad, aún usando aires acondicionados.

 

Llegó la primavera y se acerca el verano, y en nuestra bella ciudad aumenta la temperatura teniendo días de mucho calor, por lo que se  vuelve casi indispensable el uso de aires acondicionados durante más tiempo, lo cual se refleja en el aumento de nuestro consumo y facturación  ya que representa el 60% del gasto de electricidad.

Por esto te pasamos algunos consejos para ahorrar electricidad en esta temporada, tanto en la casa como en la oficina:

  • Lo primero sería si te es posible cambiar los equipos antiguos por aires acondicionados de bajo consumo.  Hay una gran variedad de marcas y  diferentes presupuestos.  Asesórate bien en cuanto a la capacidad requerida para las áreas y las especificaciones de cada modelo.
  • Es recomendable darle mantenimiento a los equipos de aire acondicionado dos veces al año.  Limpiar filtros y revisar la carga de gas es importante para que funcione adecuadamente y no consuma más energía en enfriar las áreas.
  • Cuando enciendas el aire acondicionado no ajustes el termostato a una temperatura muy baja: no enfriará más rápido y resultará un gasto innecesario de consumo.  Si tiene la función de "modo powerful"  utilízala ya que con esto se consigue enfriar de forma rápida sin forzar el equipo.

 

 

  • La temperatura ideal para evitar consumo extra es programar el termostato entre 24°C y 26°C, cada grado que disminuya la temperatura estará consumiendo un 8% más de energía.
  • Es muy importante  mantener la habitación cerrada mientras se utiliza el aire acondicionado para evitar fugas y lograr una temperatura estable.

También hay otros tips que te pueden ayudar a ahorrar energía y compensar el consumo durante esta época de calor:

  • Mantener durante el tiempo que no estés en las áreas las ventanas abiertas para ventilar y refrescar las habitaciones, sobre todo en la mañana temprano o al atardecer para que no esté demasiado condensado el calor.
  • Aprovechar la luz natural al máximo; durante el día evita encender focos en habitaciones iluminadas por el sol.  Cambia los focos por unos de bajo consumo, pues consumen cuatro veces menos energía y duran hasta diez veces más.

 

 

  • Usar en lo posible aislante térmico en paredes y techos ayuda a bajar la temperatura significativamente.
  • Acostúmbrate a apagar ventiladores y  desenchufa los aparatos eléctricos que no estén en uso, incluso los cargadores de celular, cafeteras, pantallas, etc.  No es muy cómodo, pero significa eliminar el "consumo fantasma" en casa que representa un 5% del consumo promedio.

Conecta con nosotros en Facebooksuscribete a nuestro newsletter, para más tips e información que te serán muy útiles.

¡Que tengas bonito día!
 
 

Autor
Cristina Bolio

Envía un comentario

Sé el primero en comentar.